El proyecto

Este proyecto está financiado por el Programa Erasmus+, para desarrollarse entre 2018 y 2021. Cinco socios europeos participan en este proyecto (ver Socios).

En muchos países de la Unión Europea, para jóvenes de 10 a 17 años que han cumplido una medida judicial de privación de libertad, las tasas de reincidencia son altas.

Además, hasta 9 de cada 10 jóvenes en conflicto con la ley dejan los estudios antes de tiempo, abandonando la educación antes del periodo de internamiento.

También es probable que los jóvenes en conflicto con la ley sean excluidos socialmente cuando regresen a su entorno, especialmente porque tienen menos oportunidades de aprendizaje o educación. Esto hace que las oportunidades de empleo sean más limitadas. Por lo tanto, lograr que los jóvenes en conflicto con la ley recuperen el interés por el aprendizaje mientras se encuentran en internamiento es una oportunidad única de reinserción en la comunidad y de educación tras su puesta en libertad.

No obstante, la investigación sobre esta situación muestra que en algunos países el personal educativo de centros de internamiento tiene menor grado de formación que el de escuelas convencionales. Además la rotación de personal es alta, y la formación específica, destinada a dar respuesta a las diversas necesidades de los menores en conflicto con la ley puede ser limitada.

Leaflet

Download: ENIT – ES

El objetivo

del proyecto

Este proyecto se desarrolla en cuatro países de la Unión Europea (Reino Unido, Italia, Alemania y España). Su objetivo es mejorar la capacidad del personal educativo para conseguir que jóvenes en conflicto con la ley recuperen el interés por el aprendizaje mientras se encuentran en centros de internamiento. Esto lleva consigo la capacitación de los profesionales de centros de internamiento para que usen la ‘indagación auténtica’ como intervención, enriqueciendo así su repertorio en materia de diseño del aprendizaje.

La indagación auténtica es una intervención diseñada con el fin de construir conocimientos relevantes a nivel personal, lo que es útil en la educación. El joven identifica el tema que tiene relevancia personal, creando así una mayor oportunidad de conectar con el proceso de aprendizaje. Esto se consigue obteniendo los intereses del joven a través de sus propias narraciones e historias (de carácter personal), y conduciendo este proceso hacia la elaboración de un ‘proyecto’, como puede ser una obra de arte, un póster u otro producto con valor educacional externo (de carácter público). De esta forma, se crea una conexión entre la esfera privada y la pública.

El personal educativo de centros de internamiento es el beneficiario directo del proyecto. El impacto a largo plazo de esta formación podría beneficiar a cientos de jóvenes en conflicto con la ley (de entre 10 y 17 años) por medio de la formación del personal y la diseminación de conocimientos.