Plataforma

El proyecto utiliza una plataforma digital que facilita los “viajes” de aprendizaje de usuarios (tanto personal educativo como jóvenes en conflicto con la ley).

Esta infraestructura digital y sus herramientas asociadas permiten que los usuarios evalúen su progreso a lo largo de su “viaje”, y que identifiquen ámbitos en los que deben incidir para potenciar su aprendizaje. La infraestructura incluye un espacio con recursos educativos digitales y una comunidad de práctica tanto para jóvenes como para personal educativo.